• Iván Ariza

Entregas más rápidas: Renovarse o morir



A principios del siglo XX, la función logística era considerada una actividad rutinaria, meramente operativa y necesaria para hacer llegar los productos desde las fábricas a los de uso o consumo.


Ya en los años 60 y dada su orientación al cliente, empezó a ser tratada como una actividad estratégica capaz de generar ventajas competitivas; sin embargo, aún no adquiría tal relevancia como la que tiene hoy, con la llegada del e-commerce y la crisis sanitaria del último año, que han puesto a prueba la capacidad de distribución de las empresas y sus fortalezas en cuanto a entregas se refiere.


Durante la pandemia, el comercio electrónico se ha incrementado dados los cambios en los hábitos de consumo de los usuarios, quienes en su mayoría han migrado al mundo digital. El “Reporte 4.0 Impacto Covid-19 en Venta Online México” indica que, del inicio del confinamiento a septiembre, 2 de cada 10 empresas digitales habían experimentado crecimientos mayores al 300% y para 2021, 19% planean que el e-commerce represente más del 30% de sus ventas totales.


Asimismo, 5 de cada 10 marcas digitales están duplicando su crecimiento en internet, lo que ha representado un reto para la logística, dada la acumulación de solicitudes de entrega y frente al hecho de que 37% de las empresas reportaron problemas de distribución.


Hoy, ante un hecho sin precedentes, la logística finalmente se convirtió en la prioridad número uno de las compañías. Ahora, frente a una competida carrera de las empresas por distribuir y entregar sus productos de forma eficiente, rápida y segura, pasó de ser el apéndice del Departamento de Operaciones, a formar parte de la estrategia de marketing.


En este contexto, Cargamos, como el primer startup de México, cuya especialidad es optimizar los servicios de logística de última milla, brinda a sus clientes procesos de distribución y entrega “a la velocidad de la luz”, a partir del aprovechamiento del espacio de centros comerciales, estacionamientos y bodegas y la aplicación de Inteligencia Artificial en el proceso de distribución.


Actualmente la logística es la estrella de las compañías que saben que su futuro depende de su inclusión al mundo digital.